Blog

  • Un sueño subexpuesto

    Profundizo en ti hasta que alcanzo la frontera de tu crepúsculo, los límites de lo explorado, justo hasta el lugar donde han podido verte algunos. Unos pocos. Pero más allá de aquí nadie se ha adentrado jamás. Y entonces, en la inmersión, la luz se va extinguiendo. Como la llama de una vela atrapada bajo…

  • Cosas que hacer en Segunda cuando dicen que estás muerto

    La ventana del salón estaba abierta. Y todo comenzó con un murmullo que después se hizo un clamor ensordecedor y zanjó de golpe el tibio silencio de la sobremesa del domingo. Sobresaltado, dejé mis juguetes y le pregunté a mi madre qué era aquello. “El fútbol”, respondió tajante, enhebró la aguja con pericia y matizó,”el…

  • Enana Roja

    Mi colegio se llamaba “Generalísimo Franco” Porque era un colegio público de esos, roñoso e insalubre, que el régimen había construido para adoctrinar los hijos de los marineros de Monelos, que ya a duras penas podían pagarles la comida, para aún por encima tener que preocuparse de que un chupatintas falangista les enseñase la lista…

  • Los amantes del rio Milkjacka

    Fue una cuestión de números. Porque murieron a 25 pasos de un futuro impredecible, pero de un futuro al fin y al cabo. Sobre el mugriento y ametrallado suelo de un puente de Sarajevo, en el meridiano de la semana de un 19 de Mayo de 1993, y al igual que en aquel célebre poema…

  • A todo el maldito mundo

    Tienes esa mirada desesperada del que, a un paso de despeñarse para siempre, aprieta sus dientes hasta tronzar las muelas. Siempre resulta fascinante contemplar la retirada hacia un callejón sin salida, esa retirada tan valiente y salvaje, tan agónica y condenadamente hermosa. Posees la determinación del que, perdiéndolo todo ya, defiende inútilmente esa pulgada de…

  • Unos días se gana, otros días se pierde y otros días llueve

    Rezagados y destartalados como perros locos. Así llegamos a los sitios. La lluvia tintinea al rozar asfalto desconchado. Y lo es. Es uno de esos Abriles tan poco cuerdos, tan crueles y fríos. Una farola ingrávida descansa su brillo sobre la comarcal y tiñe como una llama el gris de la tarde con matices de…

  • Fotografiando ninfas

    El detalle. Su minúscula presencia, siempre insignificante, a menudo encierra una gran historia. Y aquel cabello, largo y suave, oscuro como un callejón, apareció posado en la bañera de mi casa. Sin más. Adormilado aún por el madrugón, palpé inconscientemente mi cabeza y pude sentir entre mis dedos el curioso tacto de la piel de…

  • Tsunamis cotidianos

    Y todos sus cachivaches colgados de él como mil pecados. Lleva más cámaras encima que una estantería de Mediamarkt. Y arrastra cuarenta mochilas. No sabría decir si es un fotógrafo o es que planea inmolarse allí mismo. A simple vista deduzco que el objetivo de una de sus cámaras vale aproximadamente lo doble que él.…

  • El inconfundible rumor de la nada (Blue Monday)

    Como el sonido de un amplificador de guitarra cuando queda encendido. Zumbando en el umbral de la percepción de tu oído con ese tono constante, incómodo, irritante, molesto. Es el instante en el que captas el código binario de la vida, puedes distinguir los unos y los ceros cayendo como copos de nieve, y entiendes…

  • Xabier Quintana. Himnos

    Himnos

    Solas, por separado, apenas son como notas sueltas arrojadas al aire y al olvido. Inconexas, hermosas a veces, pero a la deriva. Y sin embargo si vas y lo haces y te esfuerzas y logras que permanezcan juntas, unidas, si consigues que unas y otras comiencen a entenderse y a enlazarse, a explicarse, a cubrirse…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies